La Subasta de los Campos Clínicos

3 min de lectura

Subasta de los campos clínicos -Coquimbo, La Serena, Ovalle

No es secreto que estamos en un proceso de competencia por los campos clínicos de la 4ª región, el problema es que a los estudiantes que han preguntado o conocen a alguna fuente dentro de las esferas de las autoridades, del ministerio o Servicio de Salud, nos han informado cosas similares. Como no han querido dar sus nombres, esta columna quedara en el estatus de “secreto a voces”, y no lo tomen como información pública oficial.

El tema comienza con el principio financiero de obtener más recursos para el, bastante quebrado, sistema de salud, donde inteligentemente (y ya era hora) de licitar al mejor postor los campos clínicos de los proveedores estatales del sistema público de salud, es decir, el que quiera tener campos clínicos en esta esfera, debe competir y dar más recursos para poder permanecer utilizándolos.

El problema es que las fuentes a las cuales he podido preguntar, me cuentan que en esta carrera (y en particular para medicina), la UCN va en segundo lugar, de dos competidores, con aproximadamente el 50% de la oferta del competidor … no hay que ser muy perspicaz para darse cuenta que eso implicaría perder los campos clínicos de Coquimbo, La Serena y Ovalle (que son los que están en disputa principalmente).

Pero no todo es tan negro, los centros de estudiantes ya levantaron este tema con nuestras autoridades, las que al parecer sorprendidas, por lo menos ya saben que no es un tema que no sepamos como estudiantado.

En un negocio se debe velar por optimizar la (o las) actividades donde soy bueno o las que sustentan la institución, esto se llama “core business” o negocio principal, quedando de manera anexa las unidades menos importantes, las que son potencialmente externalizables. Parte de los ingresos son por la operación del negocio principal, y se llaman “ingresos operacionales”. Si se generan ingresos por otros motivos se llaman “ingresos no operacionales”, como por ejemplo una minera que vende una camioneta que cumplió su ciclo, o un hospital que desea vender su capacidad de centro docente-asistencial al mejor precio, para paliar una gran deuda.

La gestación del tema tiene aroma a Chile, donde es clásica la falta de información, falta de transparencia (¿por qué no hacer pública la información de la subasta por parte de las autoridades del ministerio o Servicio de Salud?) y paternalismo (de nuestras autoridades); en un tema que nos puede afectar a todos, recuerden que sin campos clínicos, no hay FACMED.

También les cuento que, todo el “rayado de cancha” se modificara muy pronto. La nueva norma que regula la relación entre los centros asistenciales y las Universidades, verá la luz pública en Octubre según informa la prensa, e incluirá más dimensiones que solamente la financiera, regulara, en teoría, la cantidad de cupos de clínica por centro, la cantidad de instituciones que pueden tener acceso, las remuneraciones delos médicos docentes, normara las actividades dentro del hospital (como ya lo hacen en el HSP y HLS), e incluirán requisitos de postulación, como estar acreditado, la cantidad de plazas de becas de postgrado que da la universidad, entre otras cosas; restándole importancia a solo el monto por estudiante que debe pagar cada Universidad o centro Formador, dentro de la ecuación, el cual al parecer, no será solamente con una transferencia de dinero, sino que se valorizara la realización de seminarios y congresos, para mantener actualizados a los profesionales.

Así que a esperar esta nueva normativa, para ver si podemos respirar tranquilos un tiempo, y que las autoridades de ambas partes negocien un buen plan para mejorar nuestra formación, como la atención del público de la cuarta región… y quedaría pendiente el tema de la creación de campo clínico propio, donde no sea necesario competir con otras instituciones, ampliando la oferta en la zona norte, e impulsar a la UCN a las grandes ligas de la docencia e investigación en salud, aumentando los recursos tecnológicos que se puedan utilizar en los procesos diagnósticos, y no menos importante, dar una opción privada de calidad y resolutividad para el sistema de salud público y los usuarios que tiene Isapres en Coquimbo y La Serena, como de la región en general.

La educación es un bien superior con una característica única, todo estudiante al egresar, pasa a ser un socio, porque de su éxito depende el prestigio de la Institución.

Comentar