Cambio de Malla Carrera de Medicina UCN

2 min de lectura

Desde aproximadamente dos años atrás que el tema de una nueva malla curricular para la carrera de Medicina empezó a rondar por las cabezas de los estudiantes. ¿Será para mejor?, la forma de implantar el cambio ¿es la correcta?, fueron una de las muchas interrogantes que fueron surgiendo, reflejadas en el comunicado del Centro de Estudiantes del año 2015 en este mismo espacio: “¿Sera mejor?, ¿Y si repruebo un ramo?, ¿Habrá fármaco?, ¿Mejorará fisiología?”, señala Sebastián Morales en ese entonces Presidente del CEM.

Cuando el hecho se fue acercando nos fuimos dando cuenta que la forma que planteaban las autoridades dejaban mucho que desear. Una vez más la voz de los estudiantes no se tomaba en cuenta y sin previo aviso se nos comunicaba que la nueva malla comenzaría a correr desde el año 2016, y esto, no solo para la Medicina, si no que para las 4 carreras que componen la FAMED. He aquí el punto de inflexión.

El problema caló mucho más hondo de lo que se esperaba. Los centros de estudiantes se unieron en pro de un mismo objetivo: Hacer visible las irregularidades de este proceso, entre los cuales destaca la poca claridad en las remediales que debería tener estos cambios, sobre todo en el año de transición entre malla antigua y malla nueva.

Todo esto desencadenó una movilización por parte de los estudiantes de Nutrición, Enfermería Kinesiología y Medicina, que veíamos como una vez mas no éramos consideramos dentro de un proceso tan importante como este. En base a un petitorio fijamos nuestras prioridades y derechos que exigíamos. Y es así, como una vez más la organización estudiantil llego a buen puerto. Se detuvo el proceso de cambio de malla, entrando en un proceso de reevaluación.

Actualidad

Hoy después de casi dos años, las cosas están mucho más dilucidadas. Durante el año 2015 y sobretodo el 2016 se hicieron una serie de reuniones entre los estudiantes y directivos, principalmente la jefa de carrera, Dra. Alejandra Lagos. Este espacio sirvió para que, como estudiantes podamos expresar todas nuestras apreciaciones sobre los cambios que se nos estaban proponiendo, algo fundamental, debido a que somos nosotros los que vivimos en carne todas las virtudes y deficiencias que tiene este estilo educativo.

Finalmente se logró generar una malla mucho más acorde a las exigencias históricas por parte del alumnado. Cambios sustanciales, como la extensión de la duración de ramos como Fisiología, Fisiopatología y Semiología, como también la reducción a 12 meses el internado de 6to se podrán ver reflejados a partir del año 2018.

Por nuestra parte esperamos que este cambio, que requirió mucho trabajo por parte de todos los actores involucrados, logre los objetivos que se plantean en el papel, y que todo este proceso haya servido para que de una vez se nos tome realmente en cuenta como estudiantes, ya que quedo más que demostrado que nuestra opinión sí importa.

La organización estudiantil rindió sus frutos, que la democracia universitaria sea nuestro objetivo en cada proyecto que nos propongamos, ya que así lograremos un espacio y carrera mucho mejor para desarrollarnos.

Comentar