Examen Unico Nacional de Conocimiento Médicos –EUNACOM-: Una necesidad para mantener la calidad de la atención médica en Chile

4 min de lectura

El EUNACOM se ha mantenido vigente en los medios masivos de comunicación desde que el año 2012, estos anunciaran una filtración de preguntas del examen, lo que llevó a cuestionamientos acerca de su validez. En los últimos meses ha resurgido como noticia, a causa de los altos índices de reprobación que presentan los médicos extranjeros.

¿Qué es el EUNACOM? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Cómo se prepara el examen? ¿Es tan difícil como para reprobarlo? Son algunas de las preguntas que intentaré brevemente responder en este artículo, sobre la base de información histórica del examen y mi participación como especialista para realizar las preguntas del examen, desde el año 2011 a la fecha.

El EUNACOM es un examen teórico-práctico de medicina general que se aplica desde el año 2009, y que es la continuación directa del Examen Médico Nacional (EMN), examen teórico que se aplicó de 2003 a 2008. El examen es encargado por el Estado a la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH), que fue responsable de la creación y administración del EMN.

La ley exige la obtención de un puntaje mínimo (definido por el Ministerio de Salud) para que un médico pueda:

a) Ser contratado en cargos médicos en establecimientos dependientes de los Servicios de Salud (MINSAL). b) Ser contratado en establecimientos de salud municipal. c) Otorgar prestaciones a beneficiarios FONASA en modalidad de libre elección. d) Postular a programas de especialización médica.

La aprobación del EUNACOM significa la revalidación automática del título de médico obtenido en el extranjero. Pueden homologar la sección práctica los egresados de escuelas de medicina chilenas con programas acreditados y quienes habiendo obtenido su título en el extranjero lo hayan revalidado en la Universidad de Chile. La sección teórica no es homologable.

La sección teórica del examen se rinde en la actualidad en los meses de julio y diciembre de cada año, simultáneamente en muchas sedes del país. Se trata de un examen escrito, de selección múltiple, compuesto por 180 preguntas, distribuidas a 7 áreas temáticas. El examen está compuesto de dos secciones de 90 preguntas cada una, separadas por un descanso. El examen de julio se realiza desde al año 2016, dado el alto número de médicos extranjeros que lo solicitan. En efecto, más de 2000 médicos extranjeros lo rindieron en julio de este año.

La sección práctica consiste en una evaluación clínica en un entorno de atención médica real o simulado, distribuida en 4 etapas de cinco horas cada una en las áreas de Medicina, Cirugía, Obstetricia-ginecología y Pediatría.

Desde el año 2013 los médicos que colaboramos lo hacemos como persona natural, sin dependencia académica y debemos firmar un compromiso de confidencialidad. Formamos parte de un registro público, ubicado en la página web www.eunacom.cl , en la cual se puede acceder a los certificados de título, especialidad y currículum de cada especialista.

Las preguntas responden a un Perfil de conocimientos del EUNACOM y deben cumplir con requisitos técnicos muy estrictos para preguntas de selección múltiple. Todas las preguntas enviadas por los colaboradores, cuyo número depende de las preguntas definidas para cada especialidad, son inicialmente revisadas por un comité técnico. Este comité revisa la redacción de las preguntas y luego, aquellas preguntas que cumplen con los criterios técnicos son revisadas por el comité de contenidos. Este segundo comité revisa los conceptos clínicos de cada una de las preguntas enviadas y garantiza que los conocimientos necesarios para responder cada pregunta correspondan al Perfil de conocimientos del EUNACOM. Otros aspectos importantes revisados por el comité son el uso de términos médicos estándar, consenso entre especialistas en cuanto a la respuesta correcta, evitar ambigüedad en la información, asegurar la relevancia de la pregunta y que esta obligue a la integración y aplicación de conocimientos y no se limite a la utilización de la memoria. Entre el 60% y 70% de las preguntas enviadas inicialmente por los médicos colaboradores quedan seleccionadas para ser parte del pool de preguntas del examen.

El perfil de conocimientos ha sido definido para lo que se espera de un médico general y, como ya mencioné, las preguntas del examen responden a este perfil. De hecho, muchas veces en la revisión de preguntas de los comités de contenido hay colegas de más de una especialidad y en general las preguntas son respondidas sin dificultades, aun siendo de otra especialidad. Habiendo participado del proceso de formulación del examen por más de cinco años, creo que los estándares técnicos del examen son adecuados e incluso superiores a los exámenes similares de otros países.

Cabe destacar que más del 95% de los médicos egresados de universidades chilenas aprueban el examen. Sin embargo, no ocurre lo mismo con médicos que han egresado de universidades extranjeras, donde el 80% reprueba. El problema no radica en el examen, sino en la deficiente formación de universidades extranjeras, planteles que incluso no cumplen los estándares de acreditación en sus propios países. Por ejemplo, en el examen del año 2016, con 180 preguntas, hubo una persona que respondió solamente dos preguntas acertadamente. Y más de 700 médicos acertaron el 20% o menos del examen. ¿Queremos que ese tipo de médicos atienda a nuestra población?

Soy una defensora del EUNACOM porque creo que es importante tener una vara común de validación de conocimientos médicos. Puede que no sea el examen perfecto, pero es la forma que ha definido nuestro país para asegurar la calidad de la atención médica, independiente de donde se vaya a ejercer la profesión.

Comentar