Cuidados de la salud en invierno

3 min de lectura

Boletín informativo

Llega una de las épocas del año en donde las enfermedades son más frecuentes, esto se debe a los cambios de temperatura y a las condiciones ambientales como el hacinamiento, la humedad y la falta de ventilación, que facilitan la transmisión de diversos virus y bacterias, es por ello que debemos saber cuáles son los cuidados que se deben tener durante el invierno para prevenir estas enfermedades.

En esta época del año se deben tener ciertas medidas de prevención y conductas de autocuidado para prevenir el contagio de infecciones y otras enfermedades, principalmente en niños, embarazadas y adultos mayores, ya que son los grupos etarios más vulnerable a este tipo de afecciones. Las principales enfermedades son de tipo respiratoria, que si bien se encuentran presente durante todo el año, se acentúan durante estos meses más fríos. Sigue estos consejos para pasar de mejor manera este invierno.

Dentro de los cuidados generales de salud podemos encontrar:

Lavado de manos
Es necesario lavarse las manos después de volver al hogar, antes de cocinar y después de ir al baño para evitar posibles contagios.
Ventilación
Se debe ventilar los ambientes a diario, ya que la falta de ventilación y el hacinamiento, especialmente si hay personas enfermas dentro del hogar, es proclive a la transmisión de infecciones.
Ropa adecuada
Usar la vestimenta adecuada para esta fecha es fundamental para evitar la pérdida de calor corporal y así evitar los cambios bruscos de temperatura. Si se piensa salir al exterior se recomienda usar prendas de abrigo.
Evitar accidentes
Durante esta época, el riesgo de caídas, quemaduras y intoxicaciones por gas aumentan, esto se debe a que las personas pasan mayor parte de su tiempo dentro del hogar, es por ello que es necesario revisar las instalaciones del recinto y preocuparse de mantener una buena iluminación dentro del hogar.
Alimentación rica en frutas y verduras
Mantener una dieta balanceada que incluya alimentos ricos en vitaminas antioxidante A, C y D es necesario para aumentar las defensas y fortalecer el sistema inmune. Estos nutrientes se encuentran principalmente en frutas y verduras, tal como la naranja, el kiwi, la piña, las frutillas, el tomate, pimentón, entre otros. Procura de incluir estos alimentos en tu dieta.
Hidratación
Mantiene una adecuada ingesta de líquido de alrededor de 2 litros diarios, la cual la puedes obtener de infusiones, que son ideales para estos días de frío. Una buena hidratación también influye en la elasticidad y grosor de la piel, que si no es bien cuidada puede disminuir las barreras protectoras de la piel y la aparición de distintos tipos de infecciones, es por ello que aplicarse cremas hidratantes también es aconsejable.
Actividad física
El clima frio y las bajas temperaturas muchas veces impiden realizar actividades al aire libre o salir del hogar, sin embargo es fundamental mantener una actividad constante para evitar el sedentarismo y por ende, el aumento de peso en estas fechas.

Ante cualquier malestar evite automedicarse, ya que el consumo de remedios sin supervisión médica puede producir intoxicación y ocultar los síntomas de la enfermedad, lo cual dificulta el diagnóstico y puede empeorar el cuadro clínico. Es recomendable cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o con el pliegue del codo para evitar contagiar a otros.

Si te encuentras dando lactancia procura sostenerla, debido a que a través de la leche materna se transmiten los anticuerpos al menor, aumentando su sistema inmune. Conversa con tu médico si los medicamentos que estás tomando son compatibles con la lactancia.

Más información en:

Comentar